Chomp chomp

Turrón delicioso
¡Vivan las fiestas!

Desde chica, una de las cosas que más me entusiasmaba de las fiestas (Nochebuena, fin de año y “el día después”, ja ja) era la presencia en la mesa de estas delicias que sólo se aparecían frente a mí en esos momentos. ¡Ah, los recuerdos de cómo arrasaba con turrones y mazapanes! Recuerdos que seguramente sólo son entrañables para mí, ya que al resto de mi familia no creo que eso le hiciera demasiada gracia… En fin. Mi preferido era el turrón “de jijona”. Sigue siéndolo. Qué cosa más rica.

En retrospectiva, era un poco ridículo comer estas cosas en verano en Uruguay teniendo en cuenta que después había ponerse su traje de baño, y esas calorías y la playa no van muy bien juntos. Supongo que se sigue haciendo por allá, porque no creo que haya cambiado esa costumbre en particular, pero ahora hasta tengo la excusa de que es invierno y hace frío donde vivo. Por eso, y gracias a que Superama bajó varios de estos a $25 (un milagro de Navidad, claramente), esta vez viví y sigo viviendo la bonanza turronera aunque ya estamos a día 3 de enero. La foto es real. Hoy se acabó el primer turrón, aunque yo misma no crea que hayan sobrevivido tanto. ¡Viva el 2015!