Volviendo a tomar las riendas

¡O intentándolo! En esas andamos. Ahora que la vorágine laboral y ensayística PARECE que va a bajar, aunque en realidad no me entusiasma mucho que baje, voy a intentar hacer todo lo posible para canalizar el tiempo y la energía que ahora estarán un poco más libres en las cosas que quiero hacer, o sea, en uno de los varios proyectos de grabar que tengo, arreglos, videos, canciones, personales y de Maubox, sitio web, demos, etcetera ad infinitum.

En otras noticias, los chocolates Turín son buenísimos.